¿Qué es el análisis DAFO?

El análisis DAFO es un diagrama que nos permite analizar rápidamente la situación de una empresa en relación con su entorno, en un determinado momento del tiempo. Es una herramienta extremadamente útil para la toma de cualquier decisión empresarial. También se conoce como análisis FODA o SWOT (en inglés).

Un análisis DAFO se divide en 4 partes, que a su vez forman 2 grupos: el Análisis externo (Amenazas y Oportunidades) y el Análisis interno (Debilidades y Fortalezas).

análisis DAFO

Las 4 partes de una matriz DAFO son las siguientes:

  • Debilidades: pertenece al análisis interno.Son los aspectos que limitan las capacidades de la empresa o la colocan en situación de desventaja frente a sus competidores.
  • Amenazas: pertenece al análisis externo. Son los factores, situaciones y tendencias del entorno que perjudican o pueden perjudicar a la empresa.
  • Fortalezas: pertenece al análisis interno.Son las características, recursos y capacidades de la empresa que la favorecen y le permiten gozar de una cierta ventaja competitiva.
  • Oportunidades: pertenece al análisis externo. Son los factores, situaciones y tendencias del entorno que favorecen a la empresa o le brindan una posibilidad de tomar ventaja.

Para qué sirve la Matriz DAFO

La utilidad de una matriz DAFO es que ofrece un diagnóstico estratégico de la situación actual de una empresa. Con esta herramienta se pueden tomar decisiones más adecuadas, conscientes de todos los elementos -tanto internos como externos- que afectan a la empresa.

Con el análisis DAFO por delante, es más fácil visualizar los puntos flacos y fuertes de un determinado plan de negocio o estrategia, identificando los factores clave del éxito y planteando planes alternativos.

Como veremos más adelante, de una matriz DAFO pueden derivarse distintos tipos de estrategias, basadas en aprovechar/minimizar los aspectos positivos/negativos de la situación.

También puede realizarse un análisis DAFO comparativo en el que se comparan los resultados de un competidor con los propios para resaltar las diferencias estratégicas que caracteriza la situación de cada empresa.

Tipos de Análisis DAFO

El análisis DAFO se divide en dos tipos de análisis distintos, siendo ambos igual de importantes para desarrollar una matriz DAFO adecuada. Son el análisis interno y el análisis externo.

El análisis interno se centra en los factores y características que son propios de la empresa y excluye los factores ajenos, que pertenecen al análisis externo. Son las Fortalezas y Debilidades las que se incluyen en este análisis interno.

El análisis externo se refiere a los factores que no pertenecen a la empresa sino que se encuentran en el entorno de la misma, ya sea en la competencia o en la situación general. Son las Oportunidades y Amenazas las que componen el análisis externo.

Cómo hacer un análisis DAFO de una empresa

Realizar un análisis DAFO es una tarea sencilla, pero es importante no saltarse ninguno de los pasos y hacerlo con atención para no cometer errores:

  1. Reúne toda la información que puedas sobre tu empresa, tus competidores y el entorno relevante.
  2. Clasifica esa información en dos: la interna (de tu empresa) y la externa (de fuera de tu empresa).
  3. Realiza el análisis interno, listando las Debilidades y Fortalezas.
  4. Realiza el análisis externo, listando las Amenazas y Oportunidades.
  5. Sintetiza esta información en una matriz, de manera que sea fácilmente visualizable.
  6. Interpreta los resultados y evalúa la situación cuidadosamente.
  7. Plantea las distintas estrategias o cursos de acción posibles, con sus respectivos razonamientos, enfoques y pasos a seguir.

Factores del análisis interno de una empresa

Las facetas que hay que tener en cuenta para el análisis interno (Debilidades y Fortalezas) son las siguientes:

  • Producción: el proceso productivo, la tecnología y materiales utilizados, los costes fijos y variables, la capacidad productiva…
  • Factores humanos: la formación del personal, la estructura organizacional, la productividad de los trabajadores, la cultura empresarial, los costes y la efectividad del proceso de selección…
  • Finanzas: el endeudamiento a corto y largo plazo, la liquidez de la empresa, el capital corriente…
  • Patrimonio: el valor de todos los bienes, evidentemente los tangibles como instalaciones y maquinaria; pero también los intangibles -que pueden llegar a ser incluso más valiosos- como el valor de una marca o las patentes a su nombre.
  • Logística: el almacenamiento, los costes de transporte, los tiempos de entrega…
  • Marketing: los costes de marketing, campañas publicitarias, los establecimientos en los que se vende tu producto…

Factores del análisis externo de una empresa

Los factores que hay que evaluar para el análisis externo (Oportunidades y Amenazas) son los siguientes:

  • Competencia: las capacidades, situación y estrategia de la competencia. Qué políticas de precios ejecutan, si tienen una posición de poder, cuánto dedican a investigación, de qué manera pueden reaccionar a tu estrategia…
  • Mercado: las tendencias de consumo, las preferencias de los consumidores, el tamaño del mercado, su elasticidad respecto a cambios en el precio…
  • Factores políticos: especialmente en algunos sectores, la situación política puede tener un gran impacto en la actividad de la empresa: permisos obligatorios, impuestos o tasas específicas, subvenciones…
  • Economía: la inflación, las tasas de interés, el nivel de renta…
  • Otros factores: los elementos que afectan al entorno de una empresa son innumerables y muy diversos, por lo que hay numerosos factores legales, tecnológicos, sociales, geográficos, etc. que también pueden ser importantes al plantear la matriz DAFO

Matriz DAFO y CAME para tu empresa

Una vez tenemos ya nuestra matriz DAFO, ¿qué hacer con ella?

La respuesta a esta pregunta está en la matriz CAME. El modelo CAME busca convertir la información de un análisis DAFO en una solución, encaminándonos hacia una serie de pasos accionables.

matriz CAME

La matriz CAME asigna a cada uno de los elementos de la matriz DAFO un curso de acción, centrado en aprovechar los aspectos positivos o protegerse de los negativos.

  • Corregir Debilidades: se refiere a intentar minimizar o deshacerse de las debilidades de la empresa. Plantea una solución que te permita superar esas debilidades que están limitando el desarrollo. Puede tratarse de sanear las finanzas, mejorar un aspecto deficiente de su producción, formar a sus trabajadores…
  • Afrontar Amenazas: se trata de idear un plan de acción que permita minimizar el impacto negativo que las amenazas tienen sobre la empresa. Al ser elementos externos, no se puede controlar directamente la amenaza en sí, pero al conocerla puedes adaptarte para que te afecte en menor medida.
  • Mantener Fortalezas: es importante proteger nuestras fortalezas, por ello debes asegurarte de que no realizas cambios demasiado extremos que te hagan perderlas. Por el contrario, debes centrarte en actualizarlas y construir en torno a ellas ya que son tu mejor aliado.
  • Explotar Oportunidades: en un mundo tan cambiante como el actual, saber aprovechar las buenas oportunidades es una de las habilidades más cruciales para el éxito de una empresa. Si se interpretan bien, pueden convertirse en fortalezas clave que nos otorgarán una gran ventaja frente a nuestros competidores.

¿Cómo interpretar adecuadamente la matriz DAFO de tu empresa?

Aunque la matriz DAFO es una herramienta excelente para visualizar la situación de tu empresa, no hace más que exponer información, por lo que es vital que sepas interpretarla adecuadamente para que sea útil.

Análisis objetivo

A todos nos gusta pensar que nuestra empresa es excelente, que sus fortalezas son muchas e importantes, y que sus debilidades son escasas e insignificantes. Pero hay que ser realistas.

A la hora de realizar tu análisis DAFO tienes que hacer todo lo posible por dejar atrás esas ideas preconcebidas y centrarte en describir la realidad de la manera más fiel posible, incluso las partes de ésta que menos te agradan.

Criterio de prudencia

Por mucho que nos esforcemos en realizar el análisis más objetivo posible, es inevitable -ya que somos humanos- caer en algunos sesgos. Esto es normal, la información con la que trabajamos siempre es imperfecta, y la situación personal puede influir incluso a las mentes más frías.

Es por esta razón que siempre es recomendable interpretar la matriz DAFO de la manera más cautelosa y prudente posible. Ante la duda, piensa que has subestimado los aspectos negativos y sobreestimado los positivos. En definitiva, no asumas riesgos innecesarios.

Realiza un análisis DAFO comparativo

Por sí solo, puede ser difícil interpretar el análisis DAFO de una empresa aislada. Una de las técnicas más utilizadas en el mundo empresarial es el del análisis DAFO comparativo.

Consiste en realizar también un análisis DAFO de una empresa competidora (o varias), de modo tal que podemos comparar la matriz DAFO de nuestra empresa con la de nuestro competidor.

Por ejemplo, podrías darte cuenta de que tus competidores tienen una debilidad en común que tú no tienes; podrías plantearte que quizá esto se trate más bien de una fortaleza tuya…

De este modo, los aspectos cruciales saltan más a la vista, ya que podemos captar de un vistazo las principales diferencias entre nuestra empresa y las demás.

Ejemplo de un Análisis DAFO de una Empresa

Ilustremos todo esto con un ejemplo práctico de un análisis DAFO de la empresa imaginaria Paco Construcciones S.L. Paco Construcciones es una empresa familiar de ámbito local que vende todo tipo de materiales de albañilería y construcción.

 Paco es un antiguo albañil que decidió montar su propio negocio, lleva muchos años trabajando con un puñado de clientes fieles que conoce bien, pero últimamente las subidas de precios de sus proveedores están recortando sus beneficios.

análisis DAFO